OKONOMIYAJI

Hola a todos de nuevo. Lo primero,  desearos con esta estupenda receta un feliz verano a todos, nos tomamos un tiempo de descanso y relax que tan necesario es en esta época del año para renovarnos por dentro y por fuera y cargarnos de la energía que tan sabiamente nos aporta la naturaleza, (el sol, el agua del mar, los alimentos de temporada, la brisa y las mágicas noches de verano).

Una sugerencia para pasar un verano feliz: “Fluir con la vida y vivir en libertad”.
Todos conocéis mi afinidad y gran admiración hacia la cultura japonesa. Hoy comparto con vosotros un plato típico inspirado en la cocina japonesa, el okonomiyaki que lo podríamos comparar con una especie de tortilla vegana, (sin huevo) que admite toda clase de ingredientes que se os puedan ocurrir, lo que la convierte en el perfecto comodín sano, creativo y anti-aburrimiento.

Ingredientes:
•    Variedad de verduras: 1/2 repollo cortado fino, zanahoria rallada, judías verdes ralladas, nabo, chirivia, zanahoria morada, cebolla en juliana, etc..
•    Salpimentar.
•    AOVE.
•    Pimentón.
•    Salsa de soja o tamari (no lleva gluten).
•    2 c/s de Levadura nutricional.
•    Un puñadito de algas Hijiki u otra que tengáis en casa previamente remojadas.
•    1 taza de harina de garbanzo.
•    ¼ de harina de avena.
•     2 tazas de agua para la mezcla o caldo de verduras.

Elaboración:
1.    Rehogar todas las verduras con un chorrito de aceite y salpimentar, cuando tengan color añadir el Tamari.
2.    En un bol grande mezclar las harinas y el resto de ingredientes junto con las verduras,  dejar enfriar.
3.    La idea es cocinar el plato a la plancha,  para ello extender una capa fina de la mezcla que cubra toda la sartén con un poco de aceite y a fuego medio. Cocinar durante 5 minutos y dar la vuelta. Tienen que quedar jugosas y doradas.

- Sugerencias:
•    Todas las verduras tienen que estar cortadas finas con el fin de facilitar su cocción. Ser creativos y experimentar con diferentes combinaciones, tanto vegetarianas como no vegetarianas.
•    La cantidad de verduras dependerá de vuestros gustos, es decir si os gusta una tortilla más densa o más ligera. La cantidad de agua que utilicéis también influirá a la hora de que os quede más o menos ligera.
•    Podéis añadir una salsa de vuestro gusto como mayonesa, salsa de tomate, mostaza, etc. En la foto la salsa que le acompaña es de tomate como una especie de
Ketchup saludable con un poquito de picante que la verdad es que le quedaba muy bien.

Salsa Ketchup saludable:
Tomate concentrado, sirope de agave, vinagre de manzana, orégano, pizca de sal, pimienta, ajo en polvo, pizca de pimienta cayena molida.

- Beneficios para la salud:
La harina de garbanzo es un ingrediente versátil que se obtiene de moler garbanzos secos,  nos aporta proteínas de alta calidad nutricional,  además de que contiene fibra (que ayuda al tránsito intestinal y regula el organismo), hidratos de carbono de absorción lenta (ayudan a hacer la digestión y a adelgazar) y hierro. La harina de garbanzo tiene un alto contenido en lecitina por lo que contribuye  a regular el colesterol y es útil en casos de diabetes ya que la absorción lenta de los hidratos de carbono permite controlar los desequilibrios de glucosa en el organismo proporcionando la misma energía que el azúcar.

La combinación con las verduras constituye un plato completo además sustituye al huevo (liga, cohesiona y apelmaza) perfectamente en el caso de que seáis veganos o presentéis alguna intolerancia y no contiene gluten.
Otro ingrediente estupendo a tener en cuenta en nuestra despensa neurofeliz.

Noemí Primo Albert
YumeChef
www.yumemusic.es

TRUFAS NEUROFELICES

TRUFAS NEUROFELICES

Como ya anuncie hace tiempo,  he decidido especializarme en recetas que potencien nuestro famosa trilogía denominada MEC (mente, emociones y cuerpo) que tanto prodigamos en Yume. Espero que os guste.

Son una verdadera bomba de energía, aplacan las ansias de dulce de manera saludable y además proporcionan bienestar a nuestro cerebro. Contienen ingredientes que nos ayudaran a mantener un excelente estado de ánimo.
Como casi todas mis recetas,  pueden consumirla los celiacos y alérgicos a la lactosa.

- Ingredientes:
•    15 Dátiles.
•    1 Taza de Nibs de cacao.
•    1 Taza de Copos de avena sin gluten.
•    1 Taza de Coco rallado.
•    100 gr. de Aceite de coco.
•    Un par de gotitas de aceite esencial de violeta.

- Elaboración:
1.    En primer lugar, quitáis los huesos de los dátiles, y los ponéis en un cuenco donde los mezclareis con la avena y el coco rallado, hasta conseguir una pasta homogénea.

2.    Después añadís los nibs de cacao, el aceite de coco y las gotitas de esencia de violeta.

3.    Es muy importante que todos los ingredientes queden bien integrados, acto seguido,  formáis bolitas del tamaño que prefiráis, (a los de Bilbao nos gustan grandes, jejeje).

- Sugerencias:
•    Las podéis degustar en cualquier momento del día, pero resultan ideales para los temtenpies de la mañana o de la tarde o como acompañamiento junto a una infusión o copita de oporto después de una cena (depende de vuestros gustos).
•    Podéis también añadirles frutos secos, los que mejor le combinan son las nueces o las almendras.

- Beneficios para la salud:
Los dátiles son conocidos por las propiedades energéticas que poseen, no sólo son beneficiosos para los músculos sino también para el cerebro,  ya que incrementan tanto la capacidad como la agilidad mental. Por lo tanto,  resulta un alimento muy interesante en épocas en las que el rendimiento intelectual es más alto.
Además son muy ricos en antioxidantes, hidratos de carbono, potasio, calcio, magnesio, y ácido pantoténico (vitamina B5), vitamina que se utiliza para combatir el estrés y el nerviosismo.

También son muy abundantes en triptófano (precursor de la serotonina), aminoácido conocido por sus propiedades relajantes,  además de ser un estabilizador de la ansiedad, del estado de ánimo y del apetito.

En cuanto a los nibs de cacao, que ahora están bastante de moda dentro del mundo de la comida orgánica,   son unas virutas que se obtienen machacando las semillas del cacao una vez tostadas, son deliciosas y crujientes. Se pueden utilizar en infinidad de platos, tanto dulces como salados. Se pueden encontrar en tiendas de alimentación ecológica y grandes superficies.
Sus propiedades son espectaculares, constituyen una de las mejores fuentes de magnesio (272 miligramos por cada 100 gramos) y tienen más antioxidantes que los arándonos, el vino tinto o el té verde.
Recordad que los antioxidantes nos ayudan a combatir los radicales libres causantes del envejecimiento y el deterioro a nivel celular.

Como  los dátiles, también  nos ayudan a combatir la ansiedad y a mejorar el estado de ánimo por su alto contenido en triptófano.
Me parece que ya os veo saliendo por la puerta directamente a comprarlos.

Noemí Primo
Yumechef