TARTA PARA ANTONIA

Hola a todos de nuevo. Lo primero pediros disculpas por no haber publicado la  receta del mes anterior, han sido tiempos difíciles.
Con esta receta quiero rendirle homenaje a la maravillosa mujer que fue, es y será mi querida suegra Antonia.

Hace tan sólo un mes y unos días que nos dejo para pasar a una vida mejor o a otro plano de luz, como cada uno quiera llamarlo.

Quiero recordarla porque mientras lo hacemos se sigue manteniendo viva en nuestra memoria, de esta forma uno no muere jamás mientras pueda ser recordado, así que…..

Gracias Antonia por las nueces peladas con infinito cariño y recogidas con devoción de lo más alto del nogal,  gracias por las pequeñas y dulces manzanas con tanto amor seleccionadas y entregadas con amplia sonrisa llena de generosidad.
Espéranos en la otra vida con el horno encendido, aroma a canela en el aire y a especias en tus manos.

Para toda la familia Leiva Reyes , en especial para el pequeño de todos ellos que es el amor de mi vida. Os quiero.

Ingredientes:
•    1 vaso de aceite de girasol.
•    2 vasos de azúcar moreno integral de caña.
•    Canela molida.
•    4 vasos de harina integral.
•    2 vasos de leche vegetal.
•    1 sobre de levadura
•    1 pizca de sal.
•    1 manzana.
•    1 vaso de nueces.
•    150 grs. de pasas de Corinto.

Elaboración:
1.    Poner en un cuenco grande el aceite, la harina, la pizca de sal, el azúcar moreno, la leche vegetal, la canela y la levadura, mezclar bien.
2.    Pelar y picar la manzana en trozos pequeños. Añadir la manzana, las nueces y pasas, terminar de mezclar bien.
3.    Precalentar el horno a la máxima potencia. Forrar un molde con mantequilla o papel de horno. Verter la mezcla en el molde y meter al horno. Bajar la temperatura a 170º y dejar horneando unos 45 minutos.

Beneficios para la salud:
La nuez tiene una forma peculiar que nos recuerda a un cerebro, lo cual nos indica que son buenas para la salud de este órgano, tan importante para mantener en equilibrio nuestro estado emocional.
Ricas en omega 3, magnesio, potasio, calcio, vitaminas del grupo B, ácido fólico y proteínas vegetales.
Entre sus beneficios más destacados están sus altos componentes neuroprotectores (vitamina E, melatonina, grasas omega 3,  antioxidantes y aminoácidos como la lecitina ).
Consumirlas nos aporta unos beneficios inmejorables para nuestra memoria y rendimiento cognitivo y para el correcto desarrollo del sistema nervioso.
Otro alimento neurofeliz que no puede faltar en nuestras despensas.

Noemí Primo Albert
Yumechef
www.yumemusic.es