LA CIENCIA ADMITE QUE LOS PENSAMIENTOS CREAN NUESTRA REALIDAD!

LA CIENCIA ADMITE QUE LOS PENSAMIENTOS CREAN NUESTRA REALIDAD!

Mucha gente desconoce que la física cuántica, modelo dominante hoy en día en el ámbito de la ciencia,  ha demostrado la interrelación entre el pensamiento y la realidad.

Somos como grandes antenas electromagnéticas. Dependiendo de nuestros pensamientos y emociones, vamos a atraer a unas posibilidades o a otras, de las infinitas que nos ofrece el Universo.

La ciencia ha demostrado qué el “efecto observador” cambia el resultado de un experimento. (Véase el experimento de la doble rendija). Es decir, el pensamiento influye contundentemente en la realidad. Este experimento es tan trascendental para la humanidad que no entendemos cómo es que en las universidades, periódicos, radios y televisores no están disertando sobre esto en primeras planas, para finalmente tomar la decisión más básica del mundo: educar en las escuelas a nuestros niños para pensar de forma positiva sobre su realidad, ya que son responsables de crearla.

Y la pregunta es: ¿qué señal estás tú transmitiendo al Universo? Porque va a depender de ella lo que recibas. Siendo conscientes de esto, tenemos la capacidad de transmutar nuestra energía.  Para ello,  primero tenemos que cambiar los pensamientos negativos, salir de nuestra rutina mental y empezar a ser conscientes de nuestros pensamientos, de cómo nos hablamos a nosotros mismos y a los demás.

Consejos prácticos para cambiar la frecuencia de pensamientos:

1- Ser conscientes de lo que pensamos.  La mejor manera de «escuchar» los pensamientos es meditando. No, no hace falta que te vistas con túnica blanca, enciendas velas y recites mantras, jeje. Busca momentos en el día para estar en silencio, respirar profundamente y observar lo que piensas. Así nos hacemos conscientes.

2- Visualizar cómo deseas que sea tu realidad. La ciencia también ha demostrado que el cerebro no hace diferencias entre lo que ve y lo que imagina, porque están implicadas las mismas redes neuronales. Es importante que sientas emociones cuando estas visualizando, es decir,  que te creas el protagonista de tu peli.

3- Observar cómo te sientes. A veces te sientes mal y no sabes por qué. Seguro que tus pensamientos anteriores no eran nada positivos. Puedes cambiar esa emoción de muchas maneras, escuchando tu canción preferida, viendo una foto de alguien querido, ver un video de chistes, etc. Lo importante es romper el círculo vicioso de los pensamientos negativos.

La clave fundamental para crear la vida que deseamos es dejar de vivir en piloto automático, y empezar a tomar consciencia de nuestros  pensamientos, emociones, y reacciones automáticas. Nos daremos cuenta que podemos coger el timón de nuestras vidas y dejar de ser víctimas de las circunstancias.

La felicidad y la paz interior sólo dependen de nosotros. Merece la pena dar pasos hacia el despertar de la consciencia.

Pd: os recomiendo un video que os sorprenderá. Nos habla de nuevos paradigmas sobre la realidad: «y tú qué sabes».

Andoni Leiva
Musicoterapeuta