SÉ COHERENTE

SÉ COHERENTE

SÉ COHERENTE

En nuestro gabinete Yume, le damos mucha importancia a este principio para poder alcanzar un buen desarrollo personal y paz interior. Lo podemos definir como el nivel de armonía que existe entre lo que se piensa, se dice, se siente y se hace.

Cuando en la vida tenemos que tomar decisiones importantes, algunas veces, nos vemos envueltos en un conflicto interno. Es una «batalla» entre nuestro corazón, que es nuestra Esencia; y nuestra mente, que se rige por nuestro sistema de creencias. En esta sociedad en la que vivimos, suele «ganar» la mente por dos razones: la primera, que no tenemos tiempo de pararnos a escuchar nuestro corazón, y la segunda, que nos identificamos demasiado con nuestros pensamientos, que suelen ser de miedo a las consecuencias de las decisiones.

Muchas veces tenemos intuiciones que vienen del corazón o de nuestra Esencia, pero la mente las acaba apagando por muchas razones, una de ellas «el qué dirán». Por ejemplo: una persona que se va a casar y el corazón le dice que no se case porque no es la pareja adecuada, pero la mente le dice: «como no te vas a casar si esta todo preparado, las invitaciones mandadas, que disgusto se va a llevar la familia», etc… Al final hace lo que le dice la mente pero no es feliz.

Vivir en incoherencia es una forma de no tener paz y estar insatisfecho contigo mismo. Si el conflicto entre lo que sientes y lo que piensas se mantiene en el tiempo puede llegar a hacerte enfermar.

– Punto de vista científico.

La definición de Coherencia según el Instituto HeartMath de California, es el término usado por los científicos para describir un estado de alta eficiencia psicológica en el cual los sistemas nervioso, cardiovascular, endocrino e inmune están trabajando eficientemente y en armonía. La Coherencia es la base del rendimiento y de la salud óptima en el ser humano.

El corazón tiene su  propio circuito neuronal interrelacionado con el cerebro emocional que es quién controla las emociones y la fisiología del cuerpo. Las emociones positivas crean armonía en el sistema nervioso y en el ritmo cardiaco, provocando desbloqueos a nivel cerebral, a la vez que el resto de sistemas del cuerpo se sincronizan en este estado al que llamamos COHERENCIA.

– Consejos prácticos:

Es posible que no escuchemos a nuestro corazón porque no podemos parar al «comentarista» que tenemos en la cabeza. Para comenzar, necesitarás ahogar temporalmente tus procesos de pensamiento racional y concentrarte en la voz interna. Hay 2 formas en las que puedes hacerlo:

1- Encuentra un lugar tranquilo. Haz unas respiraciones profundas y empieza a relajar el cuerpo. Observa tus pensamientos y déjalos pasar. Céntrate en lo que sientes por dentro. También puedes dar un paseo a solas en un entorno natural. Dentro de nosotros están todas las respuestas.

2- Escribe en un papel lo que sientes al respecto de lo que te preocupa. Normalmente escribir ayuda a abrir tu mente inconsciente. Escribe lo que venga; sé espontáneo. Comienza las oraciones con frases como: “Siento que…” o “mi corazón me dice que…”. La clave es seguir las respuestas emocionales en lugar de las racionales.

– Conclusión:

Si nos tomamos todos los días un tiempo para sentir y escuchar nuestro corazón, nuestras decisiones y nuestra forma de vivir en general, será más coherente y auténtica. Una vez escuchada la voz interna, hay que vencer los miedos, sistemas de creencias, el «qué dirán»,  pero merece la pena ser Tu Mismo y ser Feliz.

“Tu corazón es libre, ten el valor de hacerle caso.”
BraveHeart

Andoni Leiva
Musicoterapeuta