CUIDA….TE

CUIDA….TE

CUIDA….TE

Vamos a finalizar los artículos de la triada, Mente, Emociones y Cuerpo, «MEC», hablando de éste ultimo.
Como ya hemos visto en los anteriores post, las emociones que no expresamos y los pensamientos negativos, se somatizan en nuestro cuerpo en forma de síntoma o enfermedad. Cuando pasa esto, lo vemos como negativo, pero realmente el cuerpo nos está avisando de que hay algo que no va bien en nuestra vida, es decir, que no estamos siendo coherentes. Es importante saber que no es normal encontrarse mal.
Otro de los pilares para nuestra salud, es cuidar y mimar el cuerpo.

Vamos a dar 5 tips para mejorar tu salud:

1- No te estreses: según un estudio de la OMS, el 70% de las enfermedades son provocadas por un estrés sostenido en el tiempo. Nuestro sistema inmune se debilita.

2- Come nutriéndote: la comida no es sólo un placer. Una buena nutrición hará que tengamos la energía necesaria para vivir a tope. Te podemos dar un consejo que mejorará tu salud: elimina de tu dieta la «tormenta blanca», es decir: la harina blanca refinada, el azúcar blanco, la leche de vaca y la sal refinada de mesa. Puedes probar unos días sin estos alimentos y veras la diferencia. Por supuesto, olvídate de la comida rápida, platos preparados, bebidas azucaradas, etc.
Como decía Hipócrates: «Que tu alimento sea tu medicina».

3- Haz ejercicio físico: solamente andar a buen ritmo tres veces por semana durante 45 minutos, fortalecerá nuestros músculos, disminuirá el sobrepeso, reducirá el peligro de sufrir varias enfermedades, mejorará nuestro sueño y despejará de tensiones nuestra mente. Sobre todo se recomienda andar al aire libre en contacto con la naturaleza.

4- Duerme bien: descansar por la noche es fundamental para rendir bien y con energía al día siguiente. Se recomienda de 7 a 8 horas de sueño diarias. Invierte en un buen colchón, pasaremos sobre él un tercio de nuestra vida.

5- Respira profundamente: haz al día varias respiraciones abdominales profundas. Consiste en inspirar por la nariz llevando el aire al abdomen y espirar por la boca. La respiración debe hacerse profunda y a un ritmo lento. Conectarás con tu cuerpo y a la vez estarás presente «aquí y ahora». Es una herramienta fantástica y la llevamos incorporada, sobre todo cuando estamos nerviosos.

Te recomiendo que incorpores estos hábitos en tu vida. Sólo necesitas 21 días de constancia y esfuerzo, pero te garantizo que los resultados son sorprendentes.

Deseo de todo corazón que os sirvan estos consejos para llevar una vida mejor. Recuerda que hemos venido a este mundo a vivir la vida a tope, y no solamente a sobrevivir.

Andoni Leiva

Yumemusic.es